1a. Timoteo – resumen

Por L M Grant


"E indiscutiblemente grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne,  Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo,  Recibido arriba en gloria." 

1a. Timoteo 3:16

1a. Timoteo ("honrando a Dios") está escrita a un individuo, un joven hacia quien Pablo evidentemente sentía un profundo afecto. Siendo de naturaleza tímida y retraída, y no obstante, dotado por Dios, él necesitaba ser incitado a tener un sentido de responsabilidad en cuanto a la conducta adecuada "en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente."

Su ministerio le fue dado, no para ser ejercitado de forma independiente, sino por causa del bienestar de la Asamblea, el cuerpo de Cristo. Él es llamado también a ver que la sana doctrina sea mantenida en la asamblea local, y ese orden es mantenido con la participación de ancianos y diáconos fieles.

La asamblea también debía ser un lugar de oración (capítulo 2); y en el capítulo 3 se declara que es columna y baluarte de la verdad ‑un testigo de que Dios había sido manifestado en carne, es verdad, bendita condición de Hombre, el Espíritu de Dios justificándole públicamente en Su descenso sobre Él en Su bautismo, y el poder de Su unción visto durante el transcurso de Su vida. Es también un testigo del hecho de que Cristo había sido visto de los ángeles, quienes nunca antes Le habían visto. Y Él ha sido predicado a los Gentiles, proporcionando un evangelio mundial para toda la humanidad. "Creído en el mundo", si son muchos o pocos, no marca ninguna diferencia, pero la fe ha respondido a una revelación tal. "Recibido arriba en gloria" completa esta lista de benditos hechos de los cuales la asamblea da testimonio.

L M Grant

Home
Comentarios Bíblicos
Libros
Articulos
Enlaces

Copyright © Biblecentre.org :: Free for personal use
Publication only with prior permision from Biblecentre