Gálatas  – resumen

L M Grant

"Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo." 

Gálatas 6:14

Gálatas, escrito a las asambleas que estaban en la región de Galacia, es una ardiente reconvención contra la doctrina maligna de que las obras de la ley forman la norma para la conducta y el caminar de un creyente. A pesar de haber sido salvos por gracia por medio de la fe, con todo, ellos habían agregado la ley como el principio para mantener su salvación, y esta mezcla es abominable a Dios, el Dios de toda gracia.

El apóstol muestra que la bendita Persona de Cristo, no la ley, es la norma del caminar del creyente, y que el Espíritu de Dios es el poder para caminar con Dios. La cruz de Cristo es presentada poderosamente como cortando toda expectativa de que algo bueno puede salir del hombre bajo la ley; y por medio de ella, el creyente es crucificado al mundo, cortado, por consiguiente, del reino mismo en que el legalismo es el principio gobernante. Él es visto ahora relacionado con una 'nueva creación', y, por lo tanto, no andando más en la carne, sino en el Espíritu.

La muerte de Cristo, también, es vista en el capítulo 4 como nuestra redención de la servidumbre de la ley, para que nosotros seamos traídos a la dignidad y libertad de la calidad de hijos delante de Dios, una posición que nunca podía haber sido conocida en el Antiguo Testamento, pero que es verdadera en todos los santos en esta dispensación de la gracia.

Cuán necesario es un libro como Gálatas para preservarnos del egoísmo, la confianza en la carne, y de innumerables males que son engendrados por una actitud legalista.

Home
Comentarios Bíblicos
Libros
Artículos
Cursos Bíblicos
Enlaces

Copyright © Biblecentre.org :: Free for personal use
Publication only with prior permision from Biblecentre