Mateo – resumen

L M Grant

"Porque el Hijo del hombre tampoco vino para ser servido, mas para servir, y dar su vida en rescate por muchos."

Marcos 10:45 (RVA)

Marcos ("una defensa") entrega un relato conciso y enérgico del servicio del Señor Jesucristo, ya que él lo retrata como el Siervo perfecto de Dios. Su lenguaje es directo y sencillo, y su descripción de los eventos está en orden cronológico, es decir, en el orden en que estos realmente sucedieron. Ninguno de los otros escritores de los otros Evangelios siguen este orden, pero cada uno usa un orden que es apropiado para su tema particular. Pero la humildad y el servicio incansable del Señor Jesús brillan de forma hermosa en este Evangelio, ya que al pasar  rápidamente de una escena a otra, Él satisface la necesidad de incontables almas, en el momento perfecto y de la manera perfecta.

Su muerte, también, es el sacrificio del Único perfectamente consagrado a la voluntad de Dios, un servicio para satisfacer las necesidades más profundas de las almas de los hombres.

El carácter de ofrenda por el pecado de Su sacrificio es visto aquí, no simplemente como que Él ha llevado nuestros pecados, sino que Él ha tomado sobre sí el juicio pleno contra el pecado, la terrible raíz de los pecados, el principio mismo de todo lo que se ha opuesto a Dios. Y Él ha servido a Dios en absoluta consagración en este tema, incluso hasta la pavorosa necesidad de ser abandonado por Dios en aquellas horas de agonía sin alivio.

Observen el uso frecuente que Marcos hace de las palabras "luego", "después", "entonces", "en  seguida". En este precioso carácter de Siervo, el Señor Jesús no sólo debe ser admirado por Su consagración, sino que debe ser seguido como un Ejemplo por aquellos que son salvos por Su gracia.

Home
Comentarios Bíblicos
Libros
Artículos
Cursos Bíblicos
Enlaces

Copyright © Biblecentre.org :: Free for personal use
Publication only with prior permision from Biblecentre