Ezequiel – resumen

Por L M Grant

"Y he aquí que tú eres a ellos como cantor de amores, hermoso de voz y que canta bien; y oirán tus palabras, pero no las pondrán por obra."

Ezequiel 33:32

Ezequiel ("Él será fortalecido por Dios"), al igual que Jeremías, era también un sacerdote, pero él profetizó fuera de la tierra de Israel, en cautiverio. Él profetizó primero tanto contra Judá como contra Israel, describiendo la servidumbre, sufrimientos y humillación de ellos en varias maneras gráficas.

Dios hace de él un ejemplo práctico virtual para Israel: él mismo debe sentir la amargura de aquellas cosas de las cuales profetiza. He aquí otro sacerdote, por consiguiente, quien de manera muy seria y práctica <<come el sacrificio por el pecado>> (Ezequiel 44:29), debiendo sentir, no solamente el pecado del pueblo de Dios, sino los juicios gubernamentales de Dios contra ese pecado.

Con todo, aun estas humillación y angustia no logran tocar el corazón de su pueblo. Pero él había sido advertido con anticipación que ellos no le escucharían. Y de todos modos, no se le permite ninguna otra alternativa más que hablar claro.

Desde al capítulo 24 al 32, él se dedica a anunciar el juicio de las naciones Gentiles de alrededor; luego él vuelve a tratar con su propia nación nuevamente, profetizando, no obstante, acerca de la gracia de Dios que restaurará finalmente a aquella nación afligida después de haber pasado en medio de dolorosos juicios.

Luego, los capítulos 40 al 48 entregan la descripción del futuro templo y las divisiones de la tierra en el reino milenario.

Ezequiel es un libro muy provechoso para fortalecer el alma y se afirme en Dios, incluso cuando esté sola y enfrente oposición continua.

L M Grant 

Home
Comentarios Bíblicos
Libros
Articulos
Enlaces

Copyright © Biblecentre.org :: Free for personal use
Publication only with prior permision from Biblecentre