Salmos – resumen

Por L M Grant

"Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado."

Salmo 1:1

Salmos, al igual que Job, es un libro poético, una colección salida de las plumas de varios escritores inspirados por Dios ‑ David, Asaf, Moisés, Hemán, Etán, y posiblemente otros que se desconocen. Sin embargo, todo está arreglado en perfecto orden por la influencia del Espíritu de Dios. Cuán llenos de consolación están ellos, tratando con los sentimientos del corazón en todo tipo de circunstancias, trayendo la respuesta de Dios a cada necesidad del alma.

Preeminentemente, ellos hablan de Cristo, y aquí encontramos Sus propios sentimientos, en Su preocupación por la gloria de Dios y por la bendición de las almas; sufriendo como el humilde Varón de dolores, como desechado entre los hombres; sufriendo la angustia de la cruz, el abandono de Dios; en el gozoso resultado de aquella cruz; también la ira, contra la maldad del hombre - en efecto, sentimientos tan variados como las circunstancias que Él tuvo que enfrentar. Considerar Sus sentimientos es un bálsamo maravilloso para los sentimientos de nuestros propios corazones.

Debe ser recordado, no obstante, que los Salmos están escritos desde un punto de vista Judío, y la bendición de Israel, junto con sus aflicciones, penas, y castigos, es lo más prominente en el libro. De esta manera, es profético de la historia de la nación de  Israel a través de todos sus problemas hasta que es establecida en la gloria del reino milenario. Con todo, esto de ninguna manera resta mérito a las bendiciones espirituales a ser encontradas allí para nosotros mismos: este es un libro de valores infinitamente dulces y de consuelo para nuestras almas.

 L M Grant

Home
Comentarios Bíblicos
Libros
Articulos
Enlaces

Copyright © Biblecentre.org :: Free for personal use
Publication only with prior permision from Biblecentre