2 Reyes – resumen

Por L M Grant

"Y los hijos de Israel hicieron secretamente cosas no rectas contra Jehová su Dios, edificándose lugares altos en todas sus ciudades."                                        

2 Reyes 17:9

Este libro continúa la historia de los dos reinos separados, con el profeta Eliseo que substituye a Elías como testigo de Dios, ambos de verdad y gracia. Otros profetas también dieron testimonio y sufrieron por su fidelidad. El libro de Reyes da especial prominencia al ministerio de los profetas, en contraste con los libros de las Crónicas dónde los sacerdotes y los Levitas se hacen notar más a menudo.

Reitero, no se encuentra a ningún rey creyente en Israel (las diez tribus), a pesar de la gracia del profeta Eliseo. El aumento de la maldad en Israel lleva a que la tierra sea invadida por el rey de Asiria, quien los saca de su tierra y los lleva en cautividad. Desde esa época se ha perdido de vista a las diez tribus, y Dios solo sabe dónde encontrarlas y traerlas de regreso a su tierra, tal como Él lo hará en días venideros.

Judá continuó en la tierra por algún tiempo más, y los reinados de dos reyes piadosos, Ezequías y Josías, se yerguen de forma hermosa en contraste con la tendencia general decadente. Con todo, ambos reinos terminaron en la tristeza del fracaso humano; y con el tiempo, Judá fue llevado cautivo por los Babilonios.

Este es otro libro de solemne amonestación en su aplicación a nosotros. Nuevamente enfatiza la equidad y la verdad al gobernar, mostrando que el verdadero lugar del hombre es uno de sometimiento completo, más que de prominencia y autoridad, las que en todo los casos demostraron sobrepasar la capacidad de los hombres -incluso de hombres piadosos- a quienes les fueron confiadas. ¡De qué manera todo esto clama por la venida del único verdadero y fiel Rey, el Señor de gloria!

L M Grant 

Home
Comentarios Bíblicos
Libros
Articulos
Enlaces

Copyright © Biblecentre.org :: Free for personal use
Publication only with prior permision from Biblecentre