El profeta Nahum

por Arend Remmers

English version

3 capítulos

  1. Acerca del autor y de la fecha en que fue escrito el libro.
  2. El propósito del libro.
  3. Peculiaridades.
  4. Resumen del contenido

1. Acerca del autor y de la fecha en que fue escrito el libro.

Sabemos muy poco acerca de Nahum, el séptimo de los doce profetas menores. Su nombre significa “consolador”. No se conoce con exactitud a qué lugar pertenecía este profeta. Algunos investigadores creen que era oriundo de una aldea llamada Elcos, cerca del río Tigris, cerca de Mosul, y otros suponen que provenía de un lugar perteneciente a Galilea, cerca de Capernaum. Algunos incluso piensan que él era de Capernaum (Caper-Nahum = «aldea de Nahum»). Finalmente, hay otros que creen que provenía de una aldea de Judea, como también lo testifican los Padres de la Iglesia. El hecho de que el reino de las diez tribus (al cual pertenecía Galilea) ya estaba bajo el dominio de los Asirios en la época de Nahum, y de que éste dirigió sus mensajes directamente al reino de Judá (1:15b) podría dar crédito a la última posibilidad.

En el libro de Nahum no encontramos indicaciones, ni exactas ni aproximadas, acerca del tiempo en que fue escrito. Sin embargo, el capítulo 3: 8-10 menciona la destrucción de No de Ammon (Tebas), capital del Alto Egipto. Esto tuvo lugar en el 663 a.C. por Asurbanipal, rey de los Asirios. Nínive fue destruida por los Medos bajo el reinado de Ciaxares y por los babilonios bajo el reinado de Nabopolasar en el 612 a.C. El ministerio de Nahum podría situarse entre esos dos eventos.

Nahum no es mencionado en ningún otro lado de las Escrituras. Sin embargo, leemos en Romanos 10:15: “¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!” Este versículo presenta una expresión muy similar a las de Isaías 52:7 y Nahum 1:15, lo cual los vincula entre sí.

2. El propósito del libro

El objetivo de la profecía de Nahum era anunciar el juicio sobre Nínive. Jonás ya había profetizado acerca de Nínive, pero él había vivido 150 años antes que Nahum. En el libro de Jonás la gracia de Jehová triunfa, mientras que en el de Nahum sólo se anuncia la justa ira de Dios y la inevitable destrucción de esta ciudad impía. La visión de Nahum está enfocada sobre este enemigo del pueblo de Dios; es muy sorprendente que no se mencione nada acerca de los pecados de Israel y de Judá. Efectivamente, al tiempo que es anunciada la santa y justa ira de Dios contra los enemigos, el pueblo de Dios recibe palabras reconfortantes (1:12-15). En el capítulo 1 (el cual es similar a un salmo), vemos a Dios celoso y vengador en toda su majestad. Los dos capítulos siguientes profetizan con exactitud la caída y destrucción de Nínive.

Como la mayoría de los libros proféticos, el libro de Nahum también está escrito en hebreo poético. Sin embargo, esta poesía se pierde con la traducción. Algunos estudiosos creen encontrar un estilo acróstico en el capítulo 1: 2-8, en el cual los versículos comenzarían siguiendo el alfabeto hebreo, pero otros investigadores dudan de esto. En general, puede apreciarse un lenguaje poderoso y rico en imágenes, por lo que Nahum es llamado «autor clásico de la poesía hebrea» (comparar con «Poesía hebrea», Libro de los Salmos, 3. peculiaridades).

3. Peculiaridades

Nínive fue la capital del Imperio Asirio. Su fundador fue Nimrod, quien vivió poco tiempo después del diluvio. Entre Asiria y Babilonia siempre hubo rivalidad. Babilonia es figura del poder mundano vestido religiosamente. Asiria representa lo altivo, cruel y violento de un mundo que no reconoce nada fuera de su propia importancia.

Nínive alcanzó gran renombre alrededor del 900 a.C. Salmanasar III de Asiria venció al rey Acab de Israel en la batalla de Karcar, cerca del 843 a.C. Según una inscripción hecha en el Obelisco negro de Salmanasar, el rey Jehú también fue tributario de este rey asirio. Sin embargo, las escrituras no mencionan esto. Jonás fue enviado a Nínive cerca del 800 a.C. a fin de que sus pobladores dejaran sus crueles caminos. Las dos tribus y media de Rubén, Gad y Manases, establecidas en la orilla oriental del Jordán, fueron deportadas por Tiglad-pilser en el 734 a.C., y en el 722 a.C. todo el reino septentrional de Israel fue llevado a la cautividad bajo los reinados de Salmanasar V y Sargon (2.º Reyes 17). Senaquerib atacó al reino de Judá alrededor del 701 a.C, en tiempos del rey Ezequías,  pero tuvo que retornar a su tierra sin haber logrado su objetivo. Después de la muerte de Asurbanipal (quien había conquistado Tebas, Egipto, en 663 a.C.), el poder de Asiria y Nínive declinó mucho. Finalmente, la gran ciudad fue conquistada y totalmente destruida en el año 612 a.C. por los Medos bajo el reinado de Ciaxares y por los babilonios bajo el reinado de Nabopolasar. Recién en el siglo XIX, las ruinas de Nínive fueron excavadas hallándose sus majestuosos edificios, esculturas y la biblioteca de Asurbanipal, que tenía más de 20.000 tablas de arcilla.

Dios había utilizado a Asiria como vara de su ira para castigar a su culpable pueblo de Israel, pero, finalmente, esta vara debía ser castigada por su soberbia y su malicia (Isaías 10: 5-19; Ezequiel 31: 3-17; Sofonías 2:13). Algunas referencias acerca de Asiria se completarán con seguridad en el futuro. El rey de Asiria vendrá nuevamente contra Israel y Egipto y encontrará su fin en Palestina. Es sorprendente saber que Asiria compartirá las bendiciones del milenio con Israel y Egipto, según Isaías 19:23-25,  sin su destruida e impía capital de Nínive.

4. Resumen del contenido

I. Nahum 1: El juicio es anunciado: Dios es justo.

II. Nahum 2: El juicio es ejecutado: Nínive es destruida.

III. Nahum 3: Los motivos del juicio: la culpabilidad de Nínive.

Arend Remmers

Traducido del inglés por Ezequiel Marangone

Home
Comentarios Bíblicos
Libros
Articulos
Enlaces

Copyright © Biblecentre.org :: Free for personal use
Publication only with prior permision from Biblecentre