El profeta Abdías

por Arend Remmers

Capítulo 1

  1. Acerca del autor y de la fecha en que fue escrito el libro.
  2. El propósito del libro.
  3. Resumen del contenido.

1. Acerca del autor y de la fecha en que fue escrito el libro

El libro del profeta Abdías es el más breve del Antiguo Testamento, con tan sólo veintiún versículos. Nada se sabe acerca de su autor, excepto su nombre (Abdías: siervo o adorador de Jehová). Más de diez personas son mencionadas en el Antiguo Testamento con el mismo nombre, pero ninguna de ellas puede ser identificada con el profeta. Esto hace más difícil saber en qué fecha fue escrito el libro. Por este motivo, las opiniones de los investigadores en cuanto a la fecha de escritura varían mucho.

Algunos ubican a Abdías en la época del rey Joram de Judá (848-841 a.C.), en cuyo reinado los edomitas se rebelaron contra Judá (2.º Crónicas 21:8-10). Si este fuera el caso, Abdías sería el primer profeta que escribe en la historia de Israel. Sin embargo, otros investigadores piensan que Abdías vivió y ejerció su ministerio en el tiempo de la destrucción de Jerusalén, alrededor del 586 a.C., o incluso después, debido a que él obviamente conocía dicho evento.

Sea cual fuera el caso, el lugar que tiene el libro de Abdías en el canon del Antiguo Testamento hebreo y en las Escrituras, ha sido confirmado sin disputa alguna durante siglos.

2. El propósito del libro

El único propósito de este breve libro profético es hablar de Edom, nación cuyo odio contra Israel la llevaría a su propia destrucción. Edom es el nombre que identifica a los descendientes de Esaú, quienes habitaban en el monte Seir, al sur del Mar Muerto, región que llegaba hasta el golfo de Aqaba (Génesis 36: 8-9). Esaú era el hermano gemelo de Jacob. Antes de que él naciera, Dios había anunciado que el mayor, Esaú, sería el siervo del menor, Jacob (Génesis 25:23). Esaú despreció su primogenitura y se levantó con odio contra su hermano Jacob (Génesis 27). Alrededor de 300 años más tarde, cuando los israelitas viajaban de Egipto a Canaán, los edomitas les impidieron el paso por su territorio (Números 20: 14-21). Después de 400 años, los edomitas vinieron a ser siervos de David (2.º Samuel 8: 13-14). Sin embargo, durante el reinado de Joram los edomitas causaron una revuelta contra el reinado de Judá (2.º Reyes 8:20). También hubo combates entre Edom y Judá durante los reinados de Josafat, Amasías y Acaz (2.ª Crónicas 20:10; 25:11; 28:17). Edom se regocijó cuando Jerusalén fue destruida en el 586 a.C. (Salmo 137:7; Lamentaciones 4:21). Sólo los babilonios, años más tarde, pudieron devastar a Edom. Esto ocurrió cuando el Imperio Nabateo se levantó en Edom. En la época de los Macabeos, Edom fue anexada al estado Judío por Juan Hircano. Cuando los romanos conquistaron Judea, la familia idumea (edomita) de Herodes alcanzó la dignidad real. Pero después de la destrucción de Jerusalén en el 70 d.C., los edomitas desaparecieron de la historia.

Sin embargo, Edom aparecerá nuevamente en el futuro. Esta nación, que manifestará una inconcebible fraternidad a causa de su odio contra Dios y sus bendiciones, deberá huir del rey del norte (Daniel 11:41). Pero Dios mismo los castigará tiempo después (Isaías 34:5,8; Jeremías 49: 7,22). Y el instrumento que Dios utilizará para ejecutar dicho castigo, será su pueblo, Israel (Isaías 11:13,14; Ezequiel 25: 12,14). Esto sucederá al principio del Milenio, cuando el Señor Jesús aparezca como el Mesías (Isaías 63: 1,5; Ezequiel 35; 1,15).

Abdías advierte, en esta breve profecía, acerca del juicio final sobre Edom y las razones que lo motivan. Pero, enseña también que el día de Jehová será un día de juicio general sobre todas las naciones y también de restauración para el pueblo de Israel. 

3. Resumen del contenido

I.    Abdías 1-9: La futura destrucción de Edom.

II.   Abdías- 10-14: Los motivos del juicio.

III.  Abdías 15-21: El Día de Jehová y la salvación de Israel.

Arend Remmers

Traducido por A. E. Marangone

 

 

Home
Comentarios Bíblicos
Libros
Articulos
Enlaces

Copyright © Biblecentre.org :: Free for personal use
Publication only with prior permision from Biblecentre